La crisis de los microchips dispara la importación de V.O.

Esta falta de stock también ha llevado a los compradores a poner su punto de mira en el mercado de ocasión como alternativa más económica frente al incremento de los precios de los modelos nuevos -de entre un 3% y un 6%- y el aumento en los plazos de entrega, que ya superan los tres meses (109 días) tras dispararse un 65% en el último año. En el mes de agosto se agudizó esta tendencia ya que las ventas de VO casi triplicaron a las de nuevos.

Por esa razón, para responder a la creciente demanda, las marcas estén recurriendo a las importaciones, lo que explica que éstas aumenten previsiblemente un 12% y alcancen los 79.000 en 2021. Así, la “parálisis” en el mercado de vehículos nuevos provocará que las ventas de coches de segunda mano se recuperen y alcancen los dos millones este año. La cifra supone un incremento del 10% respecto a 2020 y se queda solo a un 4% de batir las de 2019, año pre-Covid, en el que el volumen total fue de 2,1 millones de automóviles. Los particulares, con uno de cada dos, serán los que más transacciones protagonicen.

Además, La falta de stock en el mercado de nuevos también se está dejando notar en el de ocasión que no es ajeno a la crisis de los microchips. Y es que al frenazo de las automatrículas hay que sumarle tres motivos que hacen que comiencen a escasear los vehículos jóvenes en exposición: las ventas de coches nuevos no atraviesan su mejor momento; los ‘rent a car’ aportan menos coches usados por el parón del turismo; y los particulares tardan meses en deshacerse de su coche usado por los retrasos en las entregas lo que está provocando una "tormenta perfecta".

Comments (0)

Producto añadido a favoritos
Product added to compare.

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios, así como para ofrecer una mejor experiencia durante su estancia. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.